Cáncer de próstata

La próstata es una glándula masculina, aproximadamente del tamaño de una haba. Se encuentra justo debajo de la vejiga delante del recto.

El cáncer de próstata es el desarrollo de células indiferenciadas (malignas) dentro de esta glándula.

  1. Aparece generalmente a partir de los 40 años.
  2. Es el cáncer más frecuente en hombres en Colombia.
  3. Anualmente se desarrollan más de 9564 casos nuevos y mueren por esta causa casi 2.934 colombianos.
  4. Se cree que casi 15.000 personas están afectadas por esta enfermedad en Colombia.
  5. Se estima que en 5 años se presentaran un total de 28076 casos nuevos en Colombia.
  6. El cáncer de próstata es la tercera causa de muerte por cáncer en hombres, la sobrepasa el cáncer gástrico y el de pulmón.
  7. Se estima que de cada seis hombres mayores de 50 años, uno desarrollará cáncer de próstata.

El índice de mortalidad del cáncer de próstata está aumentando en Colombia y se ha triplicado en los últimos 30 años.

Si bien todos los hombres están en riesgo de contraer cáncer de próstata, los factores que se presentan a continuación pueden aumentar las probabilidades de sufrir esta enfermedad.

  • Edad: A medida que el hombre se va haciendo mayor, aumenta la probabilidad de contraer cáncer de próstata. La probabilidad aumenta a partir de los 50 años, se detectan alrededor de 6 a 10 casos en mayores de 65 años.
  • Raza: Por razones que no se conocen, el cáncer de próstata es más común en los hombres de raza negra que en los de raza blanca. Además, los hombres de raza negra tienen el doble de probabilidades de morir a causa de esta enfermedad.
  • Antecedentes familiares: Los hombres que tienen familiares cercanos (padre o hermano) que han tenido cáncer de próstata tienen más probabilidades de contraer esta enfermedad, especialmente si sus familiares eran jóvenes cuando contrajeron la enfermedad. Si el padre o el hermano de un hombre padecen cáncer de próstata, se duplica el riesgo de que este hombre padezca de la enfermedad.
  • Obesidad: Se ha encontrado asociación entre obesidad y cáncer de próstata, especialmente con los tipos más agresivos de esta enfermedad. Algunos estudios han encontrado que los hombres con cierto grado de obesidad tienen un mayor riesgo de un cáncer de próstata más agresivo como también de morir en caso de la enfermedad.
  • Fumar: Algunos estudios han encontrado asociación entre fumar y el riesgo de desarrollar cáncer de próstata. Otros estudios han encontrado que se aumenta el riesgo de morir por causa de la enfermedad.
  • Geografía: El cáncer de próstata es más común en Norteamérica y en la región noroeste de Europa, Australia, y en las islas del Caribe. Sin embargo, está cobrando relevancia en otros países de Asia, África, Centroamérica y Sudamérica.
  • Cambios genéticos: Los científicos han descubierto varios cambios genéticos heredados que parecen aumentar el riesgo de cáncer de próstata, pero probablemente son sólo responsables de un pequeño porcentaje de casos en general. Las mutaciones hereditarias de los genesBRCA1 o BRCA2 aumentan el riesgo de cánceres de seno y de ovario en algunas familias. Las mutaciones en estos genes también podrían aumentar el riesgo de cáncer de próstata en algunos hombres. Los hombres con el síndrome de Lynch (también conocido como cáncer colorrectal hereditario sin poliposis o HNPCC), una afección causada por cambios genéticos hereditarios, tienen un mayor riesgo de varios tipos de cáncer, incluyendo el cáncer de próstata.
  • Alimentación: Los hombres que comen muchas carnes rojas o productos lácteos altos en grasa parecen tener una probabilidad ligeramente mayor de cáncer de próstata, por esta razón se recomienda el consumo de alimentos de origen vegetal como frutas, ensaladas y verduras.
  • Inflamación de próstata o prostatitis: esta situación puede estar asociada a un riesgo aumentado de cáncer de próstata.
  • Infecciones de Transmisión Sexual: puede existir asociación de infecciones de transmisión sexual con cáncer de próstata secundario a la prostatitis generada por este tipo de enfermedades

Como otros tipos de cáncer, el de próstata no causa síntomas hasta que se encuentra en etapas avanzadas.

Es necesario realizarse los exámenes periódicos para detección temprana a partir de los 40 años, para diagnosticar este cáncer en sus etapas iniciales, donde tiene las más altas posibilidades de curación.

Las manifestaciones del cáncer de próstata pueden aparecer muy tarde cuando el cáncer esta muy avanzado, esto obliga a recurrir a procedimientos cada vez más agresivos que reducen la calidad y expectativa de vida del paciente. Algunos de estos síntomas, que son similares a los de la hiperplasia prostática benigna (aumento de tamaño de la próstata) son:

  • Dificultad para tener o mantener una erección (impotencia).
  • Sangre en la orina.
  • Dolor en la pelvis, columna vertebral, caderas o costillas.
  • Disminución del chorro al orinar.
  • Demora para empezar a orinar.
  • Goteo después de orinar.

Nuevamente, otras enfermedades también pueden causar estos síntomas. Pero si los presenta es recomendable que visite un urólogo para aclarar la causa de éstos.

El cáncer de próstata se puede diagnosticar de la siguiente forma:

  • Tacto rectal. Debe formar parte del chequeo físico anual recomendado para los hombres mayores de 40 años de edad, según la Asociación Americana del Cáncer. Mediante  la inserción de un dedo enguantado en el recto, el médico palpa la superficie de la próstata a través de la pared del intestino. Masas sospechosas, texturas anormales o durezas llevarán a investigaciones posteriores.
  • Antígeno específico de próstata (PSA). Es una  proteína producida en la próstata que puede elevarse cuando el cáncer está presente. Los niveles de PSA pueden ayudar al médico en el seguimiento de un paciente con problemas de próstata, este exámen es complemento al tacto rectal, para tener un mayor acierto en el diagnóstico. No obstante, otros factores aparte del cáncer pueden hacer que aumenten los niveles de PSA, como la edad, que aumenta los niveles lentamente. Los hombres que tengan un nivel de PSA alto necesitarán más pruebas para determinar si en realidad tienen cáncer.
  • Punción / Biopsia de Próstata. La única manera de determinar si una masa sospechosa es cáncer de próstata es examinar microscópicamente una muestra del tejido tomado del área. Este procedimiento se llama una Punción por aspiración con aguja fina (PAAF) o una biopsia por aguja. También se puede tener una biopsia mediante una operación.

Como ocurre con muchos tipos de cáncer, la detección y el tratamiento tempranos aumentan las perspectivas de curación. Además, el cáncer de próstata es un tipo de cáncer que crece lentamente. De ahí la importancia de un realizarse las pruebas de detección, para iniciar un tratamiento oportuno.

En general, 99% de los hombres diagnosticados con cáncer de próstata sobreviven al menos 5 años. Además, 92% sobrevive al menos 10 años y 61% sobrevive al menos 15 años.

Un factor de riesgo que se puede controlar es la obesidad.

Se puede disminuir el riesgo de contraer cáncer de próstata si consume menos grasa y más alimentos de origen vegetal como frutas, ensaladas y verduras. Los científicos recomiendan una dieta baja en carnes rojas (especialmente las que contienen mucha grasa) y alta en vegetales, frutas y granos. Consumir 5 o más porciones de frutas y vegetales o verduras diariamente. El tomate, la toronja y la sandía son frutas ricas en una sustancia (licopenos) que ayuda a disminuir el riesgo de cáncer de próstata.

La actividad física regular y el mantener un peso adecuado pueden reducir el riesgo de cáncer de próstata.

Recomendaciones de la Liga Contra el Cáncer – Bogotá

A los 50 años, una cuarta parte de los hombres tiene síntomas secundarios de otra patología común que es el crecimiento prostático benigno. Sin embargo, la recomendación general es que, hay que empezar a hacerse los controles a los 40 años. Esto con el propósito de hacer el diagnóstico temprano.

Para evitar hacer parte de las estadísticas de quienes padecen cáncer, o por lo menos para descubrirlo a tiempo y tratarlo con efectividad, lo mejor es seguir la siguiente recomendación:

  • A partir de los 40 años, hacerse la prueba del antígeno prostático con el complemento del tamizaje de próstata, anualmente.
  • Realizarse un chequeo por urólogo una vez al año partir de los 40 años, que incluye el examen digitorectal.

Es importante que los hombres con antecedentes familiares, fumadores, obesos o de raza negra consulten a su médico desde una edad temprana ya que estos son algunos factores de riesgo para contraer la enfermedad.

Solicitar

Liga Contra el Cáncer

Solicite consulta
Solicitar